Durante el mes de abril de 2008, mediante la Comunicación “A” 4793, el Banco Central de la República Argentina ha establecido los lineamientos para la gestión del riesgo operacional en las entidades financieras.

En orden a dichos lineamientos, han sido elaboradas políticas, procedimientos y herramientas que permiten el logro de una adecuada administración del riesgo operacional, a través de un proceso continuo de identificación, evaluación, control, mitigación y seguimiento de estos riesgos.

La estructura para la gestión del riesgo incluyó la creación de la Unidad de Gestión de Riesgo Operacional, dependiente de la Gerencia de Gestión de Riesgos, e independiente del resto de las gerencias y bajo la supervisión directa de la Dirección General.

Asimismo la Entidad cuenta con un Plan de Contingencia y de Continuidad de Negocios con el objetivo de asegurar la continuidad y seguridad en el procesamiento de las operaciones.